Carlota Mateos Fernandez - Irene Durán Parra

CÓMO EMPEZÓ TODO...


Nos hemos criado en Tánger, una ciudad anclada entre Europa y África, crisol de culturas donde la convivencia siempre fue fácil. Una ciudad barrida por los vientos que trae el Estrecho, desde el Este y el Oeste, mezclados a veces con un poco de Norte y Sur. Pero lo importante no es la dirección en la que soplan, sino a donde te llevan... A nosotras, esos aires del Estrecho nos han llevado a cumplir un viejo sueño, crear una marca que nos permitiera sacr del armario esos diseños que hoy aparecen bajo el nombre de La Mejor Juventud.

A
sí llegó una primera colección de vestidos realizada con algodones de Senegal, Mali y Japón y sedas de Vietnam. Era una colección pequeña, hasta el punto de que algunos modelos eran únicos. El viento sopló a nuestro favor y decidimos lanzarnos de nuevo a la aventura y volver a la carga con una segunda colección.

Para esta nueva colección nos hemos vuelto a recorrer Marruecos y sus zocos, Tailandia y Vietnam y sus sedas, sin dejar de lado el bazinsenegalés y los estampados japoneses. Una vuelta a esa mezcla de telas, texturas y colores que caracterizaron la primera colección y que tanto tienen que ver con los aires de Tánger.

Siempre atentas a la calidad y a la idea de hacer menos prendas pero más personales. Porque lo importante para nosotras no son tanto las tendencias de una temporada concreta que nos llevan a que todas nos vistamos bajo un mismo patrón, sino una estética bien definida cuya prioridad sea siempre ensalzar la feminidad de cada una.

We grew up in Tangiers, a space anchored between Europe and Africa, a world built on the fusion of cultures. Therefore, we know that the winds of the Strait of Gibraltar can blow in many directions, but the trick is not to look where they’re coming from but where they will take you…La Mejor Juventud has allowed us to fulfill an old dream: that our designs would not stay inside of our own closets.

In the careful craftsmanship behind all of our clothing, we use cotton fabrics originating in Senegal, Mali and Japan, together with silks from Thailand and Vietnam. Our first collection was made up of a limited number of items, so much so that some designs were only made once. Thanks to a strong reception from our customers we have decided
to set forth on the new adventure of making a second collection!!!

This new project has sent us wandering around Morocco, Thailand and Vietnam, searching for fabrics that would help us design clothing that could bring together all of these cultures. We want to emphasize that we not only prioritize quality, but we are also looking for exclusivity. Our desire is to bet on high-quality fabrics and a color scheme that shies away from the drab conformity that we see on the street.

Our company concept lies in the fusion of different styles without losing a well-defined esthetic, so that we can create designs that exalt feminine beauty.

lunes, 5 de abril de 2010